«Tú eres el Mesías, el Hijo de Dios vivo» , XXI Domingo del Tiempo Ordinario (Ciclo A)

Esta frase de Pedro nace de una pregunta: «¿y vosotros quién decís que soy yo?»,  una pregunta que es necesario responder a Jesús con el corazón. Porque a veces nos acostumbramos como a “copiar” las respuestas de los otros y caemos en decir lo que otros han dicho de Jesús o quién ha sido Jesús para la vida de ellos. Esquivamos la pregunta amparándonos en la experiencia de otro, por vergüenza a meter la pata.

Hoy estamos llamados a responder la pregunta que Dios nos dirige, sin respuestas preconcebidas y predirigidas, sino desde una experiencia que es libre, gratuita y gozosa del amor de Dios en nuestra vida.  

Y así descubrir que Jesucristo no es para nosotros una idea, ni un modelo histórico a seguir, ni una ideología, sino una experiencia personal del abrazo de Dios a cada uno de nosotros. Que nos enseña a vivir con mayúsculas, a amar intensamente, a no perder la esperanza, a seguir caminando con ilusión, sabiendo que Él nunca nos ha dejado y por eso, como Iglesia, si ponemos en Dios nuestra mirada y vivimos como Dios nos llama, no tenemos que tener miedo, porque el poder del infierno no nos derrotará, porque Cristo ha vencido en nuestra vida y en el mundo. Porque es lo más grande que ha pasado en la vida.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.