Cáliz de Qaracosh (Nínive):Perseguidos pero no olvidados

El próximo sábado 29 de agosto (a las 20:00 hs) D.Guillermo celebrará la Eucaristía con este cáliz que será expuesto unos minutos, tras la celebración, para ser contemplado por los fieles.

Cáliz, visiblemente atravesado por una bala, rescatado de la iglesia Sirocatólica de Qaracosh, una de las  iglesias de la llanura de Nínive, profanadas por el Daesh

Dejaron todo para mantenerse fieles a Cristo

En el verano de 2014, el ISIS invadió Mosul, en Irak. Los terroristas dieron tres opciones a los cristianos: convertirse, aceptar la condición de dhimmi(*) –mediante el pago de un impuesto de «protección»– o abandonar sus casas. Si no se acogían a ninguna de ellas, los  matarían. Así pues, 120.000 cristianos (niños, adultos, ancianos, familias enteras) tuvieron que huir con lo puesto atravesando la inmensa llanura de Nínive a unas temperaturas de más de 30 grados. Dejaron todo para mantenerse fieles a Cristo.

Sus casas y propiedades de la Iglesia fueron saqueadas, quemadas y confiscadas. Estas fueron marcadas con la letra nun que corresponde a nuestra N, inicial de nazareno, que es  como conocen a  los cristianos. Desde tiempos apostólicos, las campanas de las iglesias dejaron de tañer.

Como signo y muestra de esa persecución, gracias a AYUDA A LA IGLESIA NECESITADA, tendremos con nosotros este Cáliz, visiblemente atravesado por una bala, rescatado de la iglesia Sirocatólica de Qaracosh, una de las  iglesias de la llanura de Nínive profanadas por el Daesh.

Ahora, después de casi tres años de la ocupación yihadista, Mosul y las poblaciones de la llanura de Nínive están libres. La realidad a la hora de volver es devastadora: casas quemadas o derrumbadas, altares destrozados, imágenes descabezadas, tumbas profanadas… Miles de familias quieren volver. Las tres grandes Iglesias de Irak han firmado un acuerdo histórico con Ayuda a la Iglesia Necesitada para trabajar en la reconstrucción de estas poblaciones para que así los cristianos puedan volver. Este proyecto cuenta con el apoyo expreso del Papa Francisco.

La mayoría de estos cristianos se dirigieron a Erbil, capital del Kurdistán iraquí; desplazados han vivido gracias a la caridad de la Iglesia. Ayuda a la Iglesia  Necesitada les ha ayudado con 34,5 millones de euros para alojamiento, alimentos y  bienes  de  primera  necesidad:  Los 15.000 niños han podido estar escolarizados hasta el momento, 13.088 hogares y 363 construcciones de la Iglesia dañados por el ISIS.

___________

(*) Gentes del Libro (‘dhimmi’): es el nombre con el que en el Islam se designa a los creyentes de religiones abrahámicas o monoteístas, que según algunas interpretaciones del Corán merecen mayor respeto que los idólatras, politeístas, y ateos.

Un comentario en “Cáliz de Qaracosh (Nínive):Perseguidos pero no olvidados

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.