PROGRAMACIÓN PASTORAL 2019-2020

UNA PARROQUIA EVANGELIZADORA, #HACIENDOPARROQUIA

Desde las tres prioridades que nuestra Diócesis nos invitan a trabajar este año, vamos a remarcar tres aspectos:

1) Audacia en la misión: Conscientes de la vocación propia a ser Iglesia en el corazón del mundo, los cristianos debemos aprender a remar mar adentro (cf. Lc 5,4). Pasada la época en que nos acostumbramos a esperar para acoger, hoy, estamos llamados a salir.

2) La fortaleza de la comunión: no basta trabajar apostólicamente en una parroquia, sino que es preciso hacerlo como miembros de esa comunidad y para su crecimiento en todas sus dimensiones. De este modo, también se puede ayudar a superar la situación del “nomadismo sin raíces”.
“La parroquia no es una estructura caduca” (EG, 28) y las diversas realidades asociativas no deben constituirse como “una alternativa a la parroquia”.

3) Formación para la misión: El impulso apostólico de los laicos no proviene de una decisión voluntarista, ni puede ser sustituido por métodos y estructuras, ni puede sostenerse con experiencias efímeras de entusiasmo religioso. Un renovado ardor misionero solo puede surgir de una vida cristiana madura, cuyos rasgos coinciden con la llamada a la santidad, resumida en la vivencia de las bienaventuranzas y de las obras de misericordia.

Ahora como Parroquia, unidos a toda la Iglesia nos toca enfrentarnos a estos retos, sabiendo que es tarea de Dios, pero que nosotros tenemos que estar dispuestos a salir en comunión, llevando el Evangelio.

CALENDARIO OCTUBRE 2019