«Domingo de la Alegría» (III Domingo de Adviento, ciclo A)

Hoy celebramos el tercer domingo de adviento, que se llama Domingo de la Alegría. Un buen momento para tomarnos el pulso y reflexionar como vamos viviendo este tiempo de adviento, si estamos aprovechando la oportunidad de ir preparando el pesebre de nuestro corazón. Y Juan el Bautista pregunta hoy a Jesús: «¿Eres tú el que ha de venir o tenemos que esperar a otro?». Sorprende la pregunta por aquel que fue el único que reconoció al Mesías, en el Jordán. Que enseño a sus discípulos al Cordero de Dios.

Duda que en algún momento también nos puede pasar a nosotros. Y es que como dice el evangelio, estaba en la cárcel. Y en la cárcel se pierde la perspectiva, surgen las dudas. Y eso trasladémoslo a nuestra vida. Cuando nuestro corazón se encarcela, le salen barrotes de egoísmo, de rencor, de cansancio, de desánimo, de tristeza, de ira, … Eso nos va encarcelando la vida y perdemos la perspectiva. Y nacen las dudas, los miedos, las desconfianzas, las inseguridades. Lo importante es que hay solución, la luz de Dios que nace, viene a romper todos esos barrotes, esas celdas que vamos poniendo. Dejemos que ilumine nuestra vida.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.