“Llamó Jesús a los Doce y los fue enviando de dos en dos” XV Domingo del Tiempo Ordinario (Ciclo B)

En este domingo contemplamos el envío misionero. Nos recuerda que es Cristo quien nos envía, por consiguiente, la tarea es de Él. Y nos hace partícipes de una misión que es preciosa, llevar el Reino de Dios. Y hacerlo de una forma gratuita y en comunión (por eso de dos en dos), como Iglesia.

No hay que perder la perspectiva de ser llamados/enviados, porque evitaremos cualquier forma de contrapartida buscada en nuestro servicio a los demás. Y para empezar este viaje tenemos que preparar la maleta.

Una maleta que nos ayudará a afrontar la dificultad, para ello debe estar llena de: Fe, amor, misericordia, ternura, entrega, paciencia, generosidad, estar llena de Dios. Porque solamente así seremos capaces de no desanimarnos ante las dificultades de esta preciosa tarea.

Que este domingo lo aprovechemos renovando nuestra fe y así recordemos que esta misión es de Dios y que tenemos la suerte de participar en ella. De llevarle a todos los que nos rodean. Demos gracias a Dios que nos envía, que nos complica la vida para bien nuestro.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.