«¿Cómo ser santo?: AMANDO» (Solemnidad de Todos los Santos)

La de hoy es una fiesta para la contemplación, para “ver” la obra de Dios en los hombres, la muchedumbre inmensa de los redimidos, la gloria del cielo. Y descubrir que nosotros estamos llamados a participar de esa obra. Y es el camino de las bienaventuranzas, para poder participar.

Porque Dios nos quiere santos, con nuestras circunstancias y nuestra realidad. La santidad es dar lo mejor de uno amando cada cosa que hago y así haciendo un mundo que nos acerque a Dios y a los demás.

Y es que ser santo no es nada más que pedir a Dios que moldee en nuestro interior para hacer la mejor versión de nosotros mismos. Dios nos llama a todos a la santidad, ¿cómo ser plenamente felices?: Amando. La santidad no es una cosa de otro mundo, es tu día a día de cara a Dios y a su amor. Son esas caras que ves todos los días a las que puedes tratar con más cariño por el Señor, son esos minutos extras que dedicas a alguna tarea para que quede mejor. Es ese momento en el que te paras para orar y no olvidar el camino. El Señor te invita a vivir tu vida diaria desde la perspectiva del amor, y así cada día será nuevo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.