«Anunciar el Evangelio de la familia hoy» (Día de la Sagrada Familia, 26 de diciembre)

La encarnación de Hijo de Dios acontece en el seno de una familia, en Nazaret. Jesús nació en una familia. que ha formado en una pequeña ciudad, casi invisible. Una familia en la que permaneció treinta años, sería como cualquier familia. No se habla de milagros o curaciones, no se habla de predicaciones de muchedumbres que se aglomeran; en Nazaret todo parece suceder normalmente, según las costumbres de una religiosa y trabajadora familia israelí.

Nuestra misión como familia cristiana, es hacer como hicieron María y José, puede en primer lugar acoger a Jesús, escucharlo, hablar con Él, custodiarlo, protegerlo, crecer con Él; y así mejorar el mundo. Porque eso fue lo que hicieron también María y José, y no fue fácil: cuántas dificultades tuvieron que superar. No era una familia fingida, no era una familia irreal. La familia de Nazaret nos compromete a redescubrir la vocación y la misión de la familia, de toda familia.

Traigamos a nuestras familias y pidámosle al Señor que seamos hogares que custodian e irradian al Señor poniéndolo en las pequeñas cosas de cada día y así anunciando el Evangelio.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.