Llamados a ser Buena Noticia de Dios (III Domingo del Tiempo Ordinario)

LUCAS: «El Espíritu del Señor está sobre mí, porque él me ha ungido. Me ha enviado a evangelizar a los pobres, a proclamar a los cautivos la libertad,
y a los ciegos, la vista; a poner en libertad a los oprimidos;
a proclamar el año de gracia del Señor». Y, enrollando el rollo y devolviéndolo al que lo ayudaba, se sentó. Toda la sinagoga tenía los ojos clavados en él. Y él comenzó a decirles: «Hoy se ha cumplido esta Escritura que acabáis de oír».

También nosotros somos ungidos por el Señor en nuestro Bautismo y estamos llamados a ser Buena Noticia-Evangelio vivo de Dios para los demás. En lo pequeño de cada día.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *